Blog
Blog

Cómo cuidar y consentir tus mascotas

Publicado en 13-12-2019 por SPX

Las mascotas pueden ser tus mejores amigos. Ellas pueden transmitir amor, paz, seguridad, felicidad y compañía a sus dueños. Por todas estas razones es muy importante que les devuelvas un poco de ese afecto aprendiendo cómo cuidar y consentir tus mascotas. La idea de tener una mascota no tiene porqué agobiar a su dueño que muchas veces imagina que el cuidar tiene que ser algo muy agotador. La realidad es que será más las satisfacciones que el trabajo, aunque no hay que negar que si demanda de cierto tiempo y hay que tomar ciertas precauciones por la seguridad de ellos y sus dueños, como las que te presentamos a continuación: Analiza tu presupuesto Antes de elegir tener una mascota es necesario saber si se tiene el presupuesto necesario para poder mantenerla. Las mascotas son un miembro más de la familia que van a requerir de alimentación, gastos médicos, aseo, juguetes, correas, camas, espacio, entre otros. Lo bueno es que muchas de estas cosas pueden comprarse fácilmente en SUPEX. Analiza tus actividades diarias Según el ritmo de vida que tengas elige que clase de mascota puedes atender. Los perros necesitan de mucha atención y espacio. Los gatos suelen ser más independientes, aunque igual necesitan de supervisión. Los roedores necesitarán de aseo constante en sus casas. Las lagartijas no necesitan de muchos cuidados ya que les gusta la soledad. Las aves requieren de mucha limpieza en sus espacios. Los peces demandan de muchas atenciones. Analiza qué tipo de mascota será la mejor para tus hijos Hay que investigar muy bien qué tipo de mascota se debe adoptar cuando se tienen hijos. Si eliges un perro tiene que ser una raza que sea amigable con los niños.. Si es otro tipo de mascota, hay que estudiar la conducta del pequeño y las necesidades del animal para evitar que alguno de los dos sufra un accidente. Los niños tienden a halar la cola de los loros y estos podrían responder picándolo. Lo mismo puede pasar con un gato que puede arañar la piel, otros pueden morder y algunos animales más pequeños pueden ser lastimados por el niño. Por eso antes de elegir una mascota primero debes enseñar a tus hijos sobre los cuidados que debe tener. También debes investigar la conducta de cada raza o especie. Puedes unirte a grupos de internet y en línea podrás encontrar opiniones y sugerencias de personas que tienen mascotas. Prepara tu hogar para el nuevo miembro Una vez hayas elegido la mascota que mejor se adapte a ti y a tu familia, entonces prepara tu casa para que se adapte a las necesidades de ellas. Cuida las aberturas por las que se podrían escapar. Elige donde guardar el veneno u otros artículos que podrían ser perjudiciales para su salud. Ten cuidado con los lugares donde podrían entrar pero no salir y por último asegúrate que no tendrán acceso a las cosas que pertenecen a tu casa y que ellos podrían dañar. Igualmente hay que escoger los juguetes que se adapten al animal y raza para evitar accidentes. Si tu casa tiene escaleras o balconees, asegura los mismos con puertas protectoras. Muchos hogares deciden instalar otro tipo de seguridad más extrema como sistemas de alarmas que avisa al dueño si esto llegara a ocurrir durante su ausencia, así como también la instalación de cámaras adaptadas a hogares con mascotas. Compra la comida adecuada Así como los humanos deben recibir la alimentación necesaria, también es importante que las mascotas coman lo que se será de beneficio para ellos y no dañará su cuerpo. Por eso pregunta a un veterinario u otro especialista que tipo de comida debe ingerir. Una vez hayas investigado asegúrate de mantener la cantidad suficiente en tu casa para evitar que se agote y sea justamente un día que no tengas tiempo de salir a adquirirla, aunque si esto pasa existen otras alternativas que te ayudarán a conseguir su alimentación, ya que actualmente se pueden realizar compras por Internet a través de tiendas en línea como el servicio que ofrece Supex que te garantiza llevar hasta la puerta de tu casa los mejores productos a los más bajos precios. Programa visitas constantes al veterinario Las mascotas necesitan ser chequeados constantemente por un veterinario, no solamente en caso de emergencias, sino revisiones de rutina que puedan evitar cualquier otra complicación. Por eso es importante mantener un presupuesto para este tipo de controles. Otros consejos Evitar cargarlos a cada rato: aunque es una tentación porque son como peluches vivientes que provoca darles mucho amor, se puede lastimar el animal si no se sabe cargar adecuadamente, además que se generan ciertas conductas de malcriadez que te harán quedar mal con otras personas. Está atento a sus necesidades y busca un horario: los perros por lo general necesitan salir a pasear tanto para distraerse como para realizar sus necesidades. Ellos te lo harán saber cuándo se acercan a la puerta y comienzan a brincar o caminar en círculos pidiendo que les abras. Los gatos deben contar con una caja de arena la cual debe ser cambiada al menos cada cinco días. Igualmente hay que establecer un horario para alimentarlos. No debe ser a cada rato y de manera descontrolada. También debes asegurarte que se ejerciten constantemente para mantenerlos sanos. Aséalos de la manera adecuada El ambiente en que esté el animal debe estar aseado para evitar enfermedades. Si se trata de un perro es importante cepillarlo para que su pelaje esté en mejores condiciones. Ni los perros ni los gatos se deben bañar más de lo debido ya que esto puede ocasionar daños en la piel al eliminar los aceites esenciales. Por último asegúrate de brindarles mucho amor y hacerlos sentir parte de la familia.