Blog
Blog

Estilo de vida que ayuda disminuir el riesgo de tener cáncer de mama

Publicado en 28-10-2019 por SPX

El cáncer de mama ocupa el segundo lugar en las causas de muerte por este mal en las mujeres. Estos datos concuerdan con los informes de varias organizaciones (entre ellas la Sociedad Americana Contra el Cáncer y la Asociación Española contra el Cáncer). Un gran porcentaje de personas en todo el mundo se ven afectadas por esta enfermedad. Se cree que una de cada 8 mujeres padece de cáncer de seno por lo que se estima cobre al menos 41,760 muertes para este año. Pero a pesar de las estadísticas tan pesimistas este tipo de cáncer es el más fácil de detectar, quienes han tomado las precauciones y logran descubrirlo a tiempo tienen una esperanza de curación de hasta un 90%. Costumbres a eliminar y hábitos a fomentar El desarrollo de cáncer de mama puede depender de diversos factores que son difíciles de controlar, como por ejemplo la predisposición genética, problemas hormonales y contaminación medioambiental. Otras veces este puede aparecer debido a la práctica constante de malos hábitos entre ellos: • Desidia o descuido: la prevención del cáncer de mama es una campaña constante. Celebridades, médicos y personas comunes han enseñado la importancia de tocarse y detectar tempranamente cualquier bulto que pueda derivar en un cáncer de seno. Estos mensajes se pueden apreciar frecuentemente en casi todos los lugares, desde escuelas, hospitales, universidades, centros comerciales, farmacias, entre otros. Pero si aun así se tienen dudas es mucha la información que se puede encontrar en Internet. En línea se explica claramente como son los procedimientos para realizarse un autoanálisis, cuando acudir al médico, prevenciones a tomar, entre otras. Lamentablemente pese a las campañas muchas mujeres ignoran el poderoso mensaje y cuando deciden hacerle caso es demasiado tarde. • El consumo de alcohol y tabaco: muchos de los casos de cáncer de seno son provocados por la ingesta de alcohol y tabaco, además de otra larga lista de enfermedades. Por estas razones es recomendable eliminar o bajar lo máximo posible la ingesta de estos productos dañinos. • La mala alimentación: las malas costumbres de ingerir alimentos pocos saludables también pueden desencadenar muchas complicaciones de salud, como el aumento del colesterol malo y los triglicéridos, problemas en las arterias, azúcar en sangre, sobre peso y hasta cáncer. El exceso de comidas procesadas o chatarras se asocia a la aparición de este mal. Por eso lo más recomendable es tomarse el tiempo necesario para preparar los alimentos en casa de la manera más saludable posible. La excusa de muchos es que no tienen tiempo ni siquiera de hacer las compras, sin embargo ahora se pueden adquirir compras en línea a través de SUPEX, esta tienda online te garantizará llevarte hasta donde desees los productos requeridos. • El sedentarismo: el estar todo el día postrado en una silla frente a un escritorio, salir solo en auto y mantener poca movilidad en el cuerpo puede traer serias consecuencias como el sobrepeso. Es por eso que el ejercicio físico es otro aliado para evitar el cáncer, según estudios las personas que realizan actividad física intensa de al menos 3 horas a la semana tienen menos riesgos de desarrollar cáncer hasta en un 40%. En cuanto a los buenos hábitos a adoptar resaltan los siguientes: • Autoexploración: los médicos recomiendan realizarse la autoexploración al menos una vez al mes el quinto día de la menstruación. Pero a partir de los 40 años se deben agregar otras cosas como la mastografía cada cierto tiempo, lo que ayudará a un diagnóstico temprano. • Amamantar: el amamantar es beneficioso tanto para el niño, como para la madre. El riesgo de cáncer de mama se puede reducir hasta en un 4,3% en las mujeres que amamantan gracias a que se retrasa el restablecimiento de la función ovárica los niveles de estrógenos también son reducidos. La genética Aunque no se sienta molestia alguna es importante hacer saber al médico de confianza sobre la predisposición genética que se tenga debido a antecedentes de cáncer en la familia. El especialista determinará qué tipo de controles se deberán seguir y la frecuencia de los mismos para prevenir la aparición, con el tiempo, de alguna anomalía Se dice que existe predisposición hereditaria cuando dentro del grupo familiar de primero o segundo grado hayan registrado tres o más miembros con cáncer de mama u ovario o sufran de tumores bilaterales. Sin embargo la predisposición genética es la causante de apenas un 10% de los casos de cáncer de mama. Sobrevivencia al cáncer de mamá metastásico Pese al terror que la palabra cáncer puede causar los especialistas concuerdan en que este puede ser tratado en cualquier estado aun cuando se haya producido metástasis. Inclusive un 27% de las personas que han sufrido este mal han logrado la supervivencia, otros lograr mejorar y vivir por años con una mejor calidad de vida. Es importante aclarar que el cáncer de mama no es una enfermedad exclusiva de las mujeres, ya que un pequeño porcentaje de la población masculina también lo padece. Señales de alerta 1. Inflamación de los ganglios en las axilas o cuello: por lo general cuando esto ocurre es porque el cáncer ya se ha desarrollado generando una metástasis que se trasladó por el sistema linfático. 2. Aumento o cambio del tamaño de las mamas: si los senos lucen inflamados o de un tamaño irregular sin que se esté en los días del período hay que realizarse un chequeo inmediato. 3. Pelotas: no todas las pelotas en los senos son señales de cáncer, por eso es necesario ser chequeada por un médico que determine la gravedad de la situación. 4. Secreción en los pezones sin estar amamantando. 5. Cambios en el color de la piel o la textura de la misma. 6. Hundimiento del pezón 7. Pérdida de peso sin dietas ni otra causa. 8. Cansancio extremo: sin estar realizando ninguna actividad que lo provoque. 9. Dolor: aunque este puede ser por diversas causas lo mejor es prevenir.